PROYECTO de LECTURA e INFORMÁTICA

Biblioteca Popular Coronel Dorrego

Por más lectores, por más inclusión

"Argentina crece leyendo"

el buscador
¡¡Un Mundo Mejor ES Inevitable!!

HISTORIAS MÍNIMAS DE LA TÍA ELSA



Hola chicos mi nombre es Elsa, pero todos me conocen como tía Elsa, bueno, porque tengo muchoooooos sobrinos y una muy especial que se llama Silvia y fue la que me ayudó a introducirme en el ciber espacio, hasta me presentó diciendo: "hoy mi tía Elsa abrió su blog" y entonces decidí que me llamara así, tía Elsa… Les cuento que amo leer y desde muy chica me gustó escribir, lo que veía o imaginaba o todo medio mezclado. Cuando uno hace algo que le gusta lo hace como jugando, o sea no busca otra cosa más que pasar un rato agradable y si eso que uno escribe a otro le gusta entonces podemos decir "BINGO". Bueno, Analís me dijo de escribir de vez en cuando alguna historia para que ustedes la puedan leer, espero que les guste, son cortitas para no cansarlos y en todas hay una lucecita de ilusión y esperanza.


► LA CHICA DE LA ESTACIÓN ▼


Es menuda, chiquita, con una cara pequeña de facciones delicadas, no sé que edad tendrá, le calculo 15 o 16 años, quizás menos. Siempre está sentada al lado de la boletería del tren, nunca dice nada, no pide, su cajita con unas monedas indican lo que ella necesita, una ayuda.

Todas las mañanas la veo y yo presurosa saco el boleto, le dejo en su cajita las monedas del vuelto y la saludo con un "buen día ¿cómo estás?, ella me responde "bien" con su mirada triste y un poco irónica como diciendo ¿cómo querés que esté? y yo me siento un poco estúpida con mi saludo, pero no sé qué decirle, tampoco quiero dejar unas monedas e irme como si fuera algo puesto ahí para eso, siento y quiero que sepa que vale, que es una persona, que la registro.

Y así pasan los días, siempre el mismo cuadro, en el ir presuroso a mi trabajo y la gente que está atrás mío esperando sacar boleto, hace que todo gire como una calesita. Pero será como dicen que cuando uno desea algo con fuerza el universo conspira para que así sea y al fin encontré como quebrar ese "buen día, ¿cómo estás?” para pasar a preguntar "¿te gusta leer?” si. Porque hace unos días la chica estaba leyendo un libro, y eso abrió el juego. "si me gusta" me dijo "ok, te voy a traer libros".

Esa tarde con mi mamá empezamos a buscar qué libros le gustarían, mi mamá me dijo: -seguro le gustan de amor, si es una chica… y le llevé dos libros, ese día cuando saqué el boleto, me puse a un costado para que la gente que estaba atrás mío pudiera pasar y le entregué los libros. Como explicarlo, la carita se le iluminó, sonreía con la boca, con los ojos, con cada poro de su piel. Yo estaba fascinada, feliz.

Ahora sé que se llama Vanesa y ahora también sé que tenemos en común el amor a lectura.


► EL PASAJERO ▼


El pasajero subió al auto en la estación constitución y le indicó al taxista su destino. El auto arrancó y a poco de andar bordeando el paredón del ferrocarril vieron a dos jóvenes que tenían a una mujer contra el paredón. El pasajero le dijo al taxista "la están asaltando, pare", el hombre se bajó y el taxista tomó su matafuegos y descendió. Otros automovilistas viendo el accionar de estos dos hombres también detuvieron su marcha, los jóvenes comprendieron que era mejor dejar a su víctima y salieron corriendo.
La mujer estaba dura, no reaccionaba, un señor se ofreció a llevarla al hospital más cercano.

El tren llegó al final de su recorrido, la gente comenzó a descender, la viejita muy viejita se quedó sentada, le avisaron que tenía que bajar, ella sonrió y dijo que ya sabía, al rato entró el muchacho de la limpieza, la viejita se levantó y con sus pies comenzó arrimarle los papeles, vasitos plásticos, el joven le sonrió y le dijo "qué pasa abuela está aburrida que me junta la basura”, siguieron conversando, la viejita estaba contenta, alguien se interesaba en ella.

Son pequeñas historias reales observadas algunas por mí, otras por Franco, en nuestro diario andar por estaciones de tren, subte y por la calles de la ciudad de Buenos Aires, nos muestran que no todo está perdido, que hay mucho de bueno para ver.

Les mando un besote,

Tía Elsa.

2 comentarios:

  1. Hola que lindo quedó, hace tiempo que no entraba en los blogs me gusto mucho! gracias por dejarme ser parte de bibliopeque. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  2. Noooo tía, GRACIAS A VOS por animarte a participar.

    ¡¡¡Juntos ES Mejor (◕‿◕)!!!

    Besooooooooooooooooooooos

    ResponderEliminar


 

©Copyright 2012 www.reinventaweb.com

Garabatos sin © (2009/2017) | Analía Alvado

Ilustraciones Alex DG©